lamirada.eu

Raimon Obiols: Valls, “capitano di ventura”?, autoayuda nacional, cuchilladas, posteridad

Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Mida del text Imprimeix aquesta pàgina

Valls, “capitano di ventura”?

*    ¿Manuel Valls, candidato de Ciudadanos a la alcaldia de Barcelona? Escucho la noticia (la especulación) con incredulidad y  resignación. Más exactamente: con resignación estupefacta, ante la situación política, tan  delirante que hace verosímil la notícia;  y  ante el personaje,  que no deja de sorprender.

*     Hay un punto de brutalismo, más impulsivo que impetuoso, en el estilo de Valls, en las antípodas de la pintura de su padre, que jugaba delicadamente con los grises.  Es un estilo que ha dado lugar a una secuencia de incidentes, de distinto calado, que han perjudicado a este político de talento:  “Entre Clemenceau y Jaurès, me quedo con Clemenceau”; el discurso de las  “dos izquierdas irreconciliables”; el affaire Leonarda; la intempestiva propuesta de cambio de nombre del PS; el “terrible discurso de Munich”, cuando le dió por criticar a Angela Merkel por su  acogida de refugiados; los interminables quid pro quos con Hollande y Macron; el abandono del partido poco después de perder las primarias; la adhesión de última hora al movimiento de  Macron… Hasta esta hipotética candidatura municipal, que puede hacerle aparecer como un capitano di ventura, fallido en Francia y  buscando nuevas refriegas.

*     Una eventual candidatura de Valls a la alcaldia de Barcelona seria “procesismo” catalán en estado puro:  “procesismo” de reacción, pero “procesismo“al fin y al cabo. Es decir: explotación emocional, en beneficio propio,  de los sentimentos de identidad de unos y otros, excitándolos y confrontándolos en bucle. Todo envuelto, naturalmente,  en puros ideales e impulsos generosos. No creo que esta candidatura tenga  posibilidades, pero en una situación de caos político todo puede pasar.

Autoayuda nacional

*    El País ha empezado a publicar una serie sobre “Políticas de izquierda” que firma Maria Elvira Roca Barea. Siruela le publicó hace dos años “Imperiofobia y leyenda negra“, un libro que fomenta la autoestima nacional, denuncia la hispanofobia y ensalza las virtudes del Imperio y de la Inquisición.  La autora ha prodigado entrevistas,  pronunció la conferencia del pasado 12 de octubre en el Instituto Cervantes de Madrid  (El Mundo la publicó integramente), ha escrito los inevitables artículos sobre el “procés“, y empieza ahora esta serie en El País,  que sin duda reorientará a una izquierda desnortada que requiere prescripciones.

*    Roca Barea es autora de frases de percusión:  “La Inquisición evitó grandes barbaridades”, “la intolerancia religiosa se la tendrían que colgar los pueblos protestantes”, “España nunca ha tenido colonias”, “Llevamos siglos repitiendo lo que escribieron y fabricaron los enemigos de la hegemonía española”, etc. En un artículo suyo en El País (29/10/ 2017) leí esta sucinta explicación de la hispanofobia europea septentrional: “El blanco protestante nació, creció y se reprodujo para derrotar al español.”

*     Lo sorprendente  de estas hipérboles, de un darwinismo casi sadomasoquista, es que la autora niega toda fundamentación nacionalista.  Sartre decía “l’enfer, c’est les autres”; para Roca Barea, “los nacionalistas son los demás”.

*    Dicen que de su libro se han vendido 19 ediciones.  Incluso si fuera exagerada, la cifra impresiona. Un libro puede ser bueno o malo tanto si tiene éxito como si no, pero ello importa poco en este caso. Generosamente alentadas desde la derecha, sus ideas  son  enormemente funcionales  en un período de tribulación colectiva. Su éxito se explica por una  demanda nacional de autoayuda: “saquémonos los complejos de encima”, “aprendamos a querernos tal como somos”, “al carajo lo que digan los demás”, y así sucesivamente.

Cuchilladas

*     Carolina Bescansa, diputada y cofundadora de Podemos, ha escrito (o le han escrito) un documento titulado “Propuesta-borrador de acuerdos en la negociación conducente a la constitución de una candidatura de unidad en las primarias de Podemos en la CAM“. En él se detallan pormenores de un posible pacto con Errejón, que implicaría la sustitución de Pablo Iglesias por Bescansa, a tres años vista. Per  error, según dicen, el texto apareció en la cuenta de Telegram de Bescansa y, a pesar de ser rápidamente retirado,  los medios  lo difundieron. El País, en primera página: “Bescansa propone un acuerdo con Errejón para sustituir a Iglesias”.

*     No me gustan las cuchilladas políticas, ni las he propinado, al menos de manera consciente; pero en este asunto no estoy en mantillas. No se preparan per escrito y  las más eficaces son las indoloras.

*     Hablando de cuchilladas, Christiane Taubira, que fue ministra de justicia del gobierno francés,  siendo Hollande presidente, se explayó ayer sobre el tema, en una entrevista en Le Monde: “El mundo político es intrínsecamente violento, los hay que te degollan, los hay que te estrangulan, los hay que te torturan, que te hacen morir a fuego lento. Hay  crímenes  sórdidos entre políticos de poca monta y también  grandes crímenes espectaculares. En la cumbre del Estado  el aesinato político es, desgraciadamente,  la regla ”.

*    (Taubira acaba de publicar un libro que se titula “Baroque sarabande“. Este título explica su manera de expresarse. Los ataques que sufrió siendo ministra, a menudo innobles, explican el  resto).

Posteridad

*    En un momento de la entrevista que comento, Taubira dice: “El tiempo es mi aliado. Me hará justícia”. Más cauteloso, François Hollande  ha formulado el mismo deseo en una entrevista: “Espero que un dia los franceses me verán de una manera diferente”.

*     No hay fe més persistente  que la de creer que el tiempo acabará poniendo las cosas en su sitio; es decir, dándote la razón. Pero… ¿y si no? En todo caso, tratándose de algo tan fortuito y aleatorio, es mejor hacerse la pregunta en sentido contrario, como hace José Mota: ¿Y si sí?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *